home

sol.jpg

La inteligencia la podemos "visualizar" como un sol que ilumina nuestra mente (de ahí que se diga... ¡se me encendió la bombilla!).

Cuando vivimos de modo consciente (esto es, inteligente) es como si un foco enorme y de potente luz nos alumbrase y ponemos toda nuestra atención, "mirando" nuestro pensamiento, nuestra acción y nuestra emoción, con la luz que nos aporta ese potente foco.

Pues ese foco... ¡digamos que es el sol!